18/ Archipiélago Chinijo



Compuesto por las islas La Graciosa, Alegranza y Montaña Clara, junto con los Roques del Este y del Oeste. Sólo La Graciosa se encuentra habitada y sus pobladores se dedican a la pesca y en pequeña escala al turismo. Por sus atractivos naturales, el Archipiélago Chinijo y el impresionante Risco de Famara han sido declarados por el Gobierno de Canarias Parque Natural en 1986.
La Graciosa. Es la mayor de las islas que componen el Archipiélago Chinijo, tiene una extensión de 27 kilómetros cuadrados y la habitan 600 personas reunidas principalmente en Caleta de Sebo y Pedro Barba. Su nombre se lo debe al navegante Juan de Bethancourt a quien le pareció graciosa cuando la avistó en 1402. Ya que la isla tiene un pasado muy ligado a los piratas que aquí desembarcaron, se piensa que sirvió de inspiración a Roberto Louis Stevenson quien escribió "La Isla del Tesoro".
A diferencia de los otros islotes del conjunto, La Graciosa presenta una superficie plana predominan amplias playas de arenas rubias de gran belleza, destacan la playa la cocina, playa del francés, playa del salao y playa de las conchas. Es posible acceder a La Graciosa a través de un barco que zarpa desde el puerto de Orzola.
Alegranza. Tiene una superficie de unos 10 kilómetros cuadrados, es el punto más septentrional del Archipiélago y alcanza una altitud máxima de 298 metros. Alegranza es lugar de refugio y nidificación de numerosas aves, entre ellas el guincho (Pandian haliaetus) y el halcón de Eleonor (Falca eleanarae).
Roque del Este. Está ubicado a unos 12 kilómetros de Lanzarote es el punto más oriental de las Islas Canarias, su superficie es pequeña tan sólo 700 mts2 pero su altura máxima de 84 mts permiten identificarlo. Se destaca la existencia de una cueva submarina de 100 metros que cruza el islote norte a sur con un diámetro de hasta 5 metros. Lo escarpado del roque lo hace casi inaccesible, pero existe un desembarcadero conocido como La Cueva.