36/ Santa María de Guía

El municipio de Santa María de Guía ofrece diversas posibilidades de ocio y visitas para el turista interesado en apreciar obras arquitectónicas y espacios naturales.
Un recorrido por las calles de Santa María de Guía permite advertir la belleza de sus edificaciones, en especial después del proceso de pintado y embellecimiento de las casas del casco urbano que hace perdernos en un mundo lleno de color y alegría, transportándonos al esplendor que antaño tenía el Municipio.

El casco histórico es declarado Monumento Histórico- Artístico Nacional en 1982. Entre sus construcciones podemos destacar la Iglesia Parroquial, cuya fachada es de estilo neoclásico y está flanqueada por dos torres laterales. En su interior se conservan obras de arte de gran importancia, entre las que destacan retablos e imágenes del escultor José Luján Pérez, natural de este Municipio. En la iglesia se puede visitar también el Camarín de la Virgen (abierto miércoles y sábados de 10:00 a 14:00 horas) lugar donde reposa nuestra patrona y donde están expuestos diferentes artículos de orfebrería de entre los que destacan las andas de baldaquino de plata que enmarcan la imagen de la Virgen de Guía. También se encuentran objetos textiles como algunos mantos de la Virgen, estandartes, palios, casullas dalmáticas, capas y ternos utilizados en épocas pasadas por el clero.
La Casa de Los Quintana es otra muestra de la arquitectura del municipio, situada en la Plaza Mayor de Guía, su edificación data del siglo XVII. Destaca el balcón canario- mudéjar en madera y blasón de los apellidos Guanarteme y Quintana.
La Casa de Néstor Álamo situada en la calle San José es un lugar digno de visitar. Se trata de una vivienda construida en el S. XVII. Restaurada recientemente por el Cabildo insular y el Ayuntamiento de Guía para su futuro uso como museo del autor. La casa de las artesanías (ayuntamiento Antiguo), es actualmente la sede de la oficina de información turística.
La Ermita de San Roque también forma parte del Patrimonio Histórico. Se sitúa en la Plaza homónima, en la parte alta de la ciudad. Es un edificio relativamente moderno de estilo neoclásico, realizado con cal y canterías del país. La Ermita de San Sebastián es una típica ermita canaria construida en el siglo XVI y recientemente restaurada acorde a su estilo original.
Pero si lo que se desea es apreciar el entorno natural del municipio, es de destacar la Reserva Natural Especial del Brezal, compuesta, principalmente por laureles, acebiños, brezos, fayas y granadillos.

Otro de los lugares más característicos de Guía es el Cenobio de Valerón, un conjunto arqueológico declarado Bien de Interés Cultural en 1978. El Cenobio era un gran granero fortaleza donde la población prehispánica almacenaba sus excedentes gracias a las cavidades excavadas en la piedra. El Tagoror del Gallego es otro de los yacimientos arqueológicos de la Isla, compuesto por un área de forma semicircular en el que se aprecian tres tronos realizados en piedra excavada en la montaña y rodeados por lo que pudo ser una especie de gradas. Se cree que pudo ser un "Palacio de Justicia".
Las playas
Santa María de Guía es un municipio costero eminentemente rocoso. Sin embargo, dispone de tres playas a las que acuden, principalmente, los habitantes de la zona.
La Playa de San Felipe está situada en el extremo occidental de la costa de Lairaga. Su acceso, un camino en buen estado, se realiza a través del cruce de El Pagador. En esta playa uno de los mayores atractivos, además de ser una zona de poco turismo, es la posibilidad de practicar surfing, dada la fuerza del mar en este lugar. Por esta parte de la isla también hay encrespados acantilados por lo que es muy frecuente la práctica de parapente.

En esta zona se encuentran muchos de los mejores restaurantes y bares del Municipio, que basan su oferta en los productos sacados directa y diariamente del mar.
La Playa de Roque Prieto está situada en el barrio de la Atalaya, a dos Kilómetros del casco del pueblo. Uno de sus atractivos es la piscina natural, que dispone de muy buenas condiciones para el baño. Por último, la Playa de Caleta Arriba está ubicada en el límite entre Guía y Gáldar, y es también una zona costera de poco tránsito de visitantes.
De compras
Guía es uno de los municipios grancanarios con mayor arraigo artesanal. El visitante podrá elegir entre varios talleres de artesanía o el mercadillo municipal, situado en la Plaza Grande y en la Plaza de Luján Pérez y que abre sus puertas los martes y domingos, en horario de 8.30 a 13.00 horas. Si desea adquirir productos de la tierra, debe saber que Guía destaca, principalmente, por la elaboración del queso de flor.

Pero si su interés es comprar algún producto artesanal, Santa María de Guía es uno de los municipios donde la producción del cuchillo canario tiene más arraigo. El cuchillo canario es el instrumento que portaban los agricultores y ganaderos de la Isla. Su empuñadura es realizada con incrustaciones metálicas y de cuerno con formas geométricas. La hoja se caracteriza por sus grandes dimensiones, entre 15 y 20 centímetos.
Elementos y muebles tallados en madera son otros de los grandes atractivos en Guía. Talleres artesanos situados en el casco del pueblo ofrecen un ejemplo de ello: balcones canarios, baúles, tallas canarias… Por último, la cestería y los trabajos de mimbre también son muy populares en Guía y otros de los productos más comprados en los talleres de artesanía.
Gastronomía

El Queso de Flor de Guía es el producto gastronómico por excelencia en Santa María de Guía. Su elaboración se basa en cuajar la lecha cruda de vaca y oveja utilizando la alcachofa de la flor de cardo azul. Su autenticidad reside también en su curación, ya que ésta se realiza sobre cañizos colocados en cuevas de escasa humedad, lo que contribuye a darle un peculiar aroma y sabor.
El queso es el alimento básico para algunas comidas que pueden saborearse no sólo en Guía sino en el resto de la Isla, como el mojo de queso o los buñuelos de queso tierno.
Y si los campos de Guía son tierra de ganado, en el viejo casco de la ciudad la gastronomía local tiene en la repostería a su mayor exponente. El surtido es variado y en él están incluidas las lengüillas, que son unos bizcochos de miga crujiente que reciben el nombre por el parecido de su forma; los mantecados y bollos de anís, de pasas, de canela o almendra.
La condición costera de Guía también favorece a que sus restaurantes ofrezcan la mejor selección de pescado de la zona: pulpitos, mejillones, cabrillas, viejas…