38/ Valle Gran Rey

Valle Gran Rey, situado en uno de los barrancos más impresionantes y hermosos e la Isla, con sus paredes, aprovechadas para terrazas de cultivo, rivaliza con la capital de la Isla en acividad económica y comercial.
Las características del terreno favorecieron la creación de un lenguaje único en el mundo: «el silbo», que se puede oir a tres o cuatro kilómetros a través de los barrancos y que era la forma de comunicación utilizada por los habitantes de la zona.
En la desembocadura del valle está el pequeño puerto pesquero y unas magníficas playas de arena negra (playa del Inglés, de la Calera) resguardadas por las magníficas montañas de la Teguerguenche y La Mérica.
El municipio, en la actualidad, es el más importante a nivel turístico, para lo cual, día a día, mejora su infraestructura.
Por otra parte, merece también la pena visitar los caseríos de Tagaluche, Arure y Las hayas, ubicados estos últimos en las inmediaciones del Parque de Garajonay.
CULTURA POPULAR
El Ramo constituye uno de los símbolos más característicos de la fiesta gomera. Coincidiendo con la celebración de San Salvador (16 de agosto) tienen lugar en Arure la ofrenda de El Ramo: un pequeño árbol formado por múltiples productos de la tierra (desde frutas a quesos y botellas de miel de palma) y adornado con helechos y flores. Una familia se encarga de hacerlo, como pago de una promesa, y al año siguiente le tocará a otra. Unido a ello, el correspondiente ritual religioso, acompañado de la música de chácaras y tambores, canto de romances y el baile. También para San Buenaventura y la Virgen de la Salud (en julio), se celebra esta ofrenda, de hondo significado ritual y motivo de unión entre los vecinos.
De las labores artesanales cabe citar los tejidos confeccionados en el telar tradicional.
De las innumerables palmeras del término, se obtiene, tras largo proceso, la deliciosa miel de palma.
Festividades locales:
7 de enero, Ntra. Sra. de los Reyes.24 de junio, San Juan Bautista.
ASPECTOS GEOGRÁFICOS
Abierto a la costa occidental de la isla, aparece rodeado por el municipio de Vallehermoso. Sus límites dibujan una especie de triangulo, cuyos vértice interior se encuentra hacia el este, a más de 1.200 mts. de altitud. Hacia el sur, la linde sigue el barranco de Las Lagunetas, para tomar luego la crestería de la margen izquierda de Valle Gran Rey, hasta terminar en el acantilado cercano a la Playa de Vueltas. Al norte no sigue un trazo tan rectilíneo, sino que se ciñe a las alturas que rodean la meseta central, para dirigirse finalmente hacia la costa, cerca de la Punta de la Cueva.
La costa ofrece espectaculares acantilados, con algunas pequeñas playas intercaladas, caso de la del Inglés, aunque en la desembocadura de Valle Gran Rey, dicho cantil queda superado por la plataforma sedimentaria que allí se abre.
Aunque la situación en el occidente insular parece determinar una evidentes características de mayor aridez, ello es así en zonas inferiores, mientras que las superiores conocen el desbordamiento de las nieblas del alisio, dando lugar a unos mayores aportes hídricos. Aparece pues, densas áreas de especies xerófilas, con predominio de tabaibas y cardones. Las palmeras tienen gran desarrollo, a lo largo de los cauces y entre las parcelas cultivadas. Las retamas y sabinas también tienen su lugar, para ya en la zona más alta, encontrarnos el dominio del monteverde.