50/ Frontera


Frontera es un municipio que engloba el Valle del Golfo, Restinga y zona occidental de la Isla, pero también se emplea como sinónimo del pueblo de Tigaday.
Frontera ha ido ganando importancia a medida que se convertía en el centro de las prósperas explotaciones de frutales. En la costa hay numerosas plantaciones con riego artificial mientras que las amplias laderas suelen estar recubiertas por viñedos.


Lugares de interés en el municipio de Frontera:- Lo primero que nos llama la atención es la iglesia de la Virgen de Candelaria, con su campanario separado del edificio principal y situado sobre un promontorio de rojas cenizas volcánicas, en la montaña de Juapira.
- En Tigaday está el ayuntamiento, así como la escuela, la casa de cultura, el cine, el ambulatorio, los bancos, las pensiones, los restaurantes y los bares. A lo largo de la costa del Golfo encontramos varias piscinas naturales que han sido ligeramente habilitadas para facilitar el baño. Suelen contar con lugares para hacer fuego, leña, agua potable y algunas rústicas mesas y bancos en las que disfrutan de su pic-nic tanto la gente local como los veraneantes.
- Cerca de Tigaday, está Los Llanillos, con sus cuidadas casas y sus preciosos jardines cubiertos de flores. Las autoridades locales también se han esmerado para hacer más acogedor el conocido Charco Azul.
- El extremo nordeste del Golfo es la zona conocida como Las Puntas y la antigua edificación existente en el pequeño embarcadero de Punta Grande, que data del año 1884, ha sido rehabilitada como hotel de dos estrellas. Dado que cuenta con solamente cuatro habitaciones, aparece citado en el libro Guiness como el hotel más pequeño del mundo. En los alrededores existen numerosos apartamentos y bungalows de alquiler. - Junto con Albarrada y Las Montañetas, Guinea es el tercer pueblo que se disputa el honor de ser el más antiguo asentamiento de la isla; pero los especialistas siguen sin ponerse de acuerdo. Sus antiguas casas han sido restauradas, y se ha convertido en el primer ecomuseo de España. También se ha construido una instalación de terrarios destinados a los lagartos gigantes, en los que los visitantes podrán admirar algunos ejemplares de estos tímidos y escasos reptiles sin perturbar su ambiente natural.
- Sabinosa, con sus antiguas y bien conservadas casas del más puro estilo herreño, es sin lugar a dudas el pueblo más pintoresco de la isla. También aquí encontramos una gran abundancia de flores en todos los patios interiores y en los jardines de las casas.
- El Pozo de la Salud, fuente de aguas medicinales a las que se atribuyen numerosas propiedades curativas tanto en uso externo como al ingerirlas. El Hotel balneario del Pozo de la Salud basa sus servicios médicos en las propiedades curativas de estas aguas que fueron declaradas de utilidad Pública en 1949.
- Avanzando un par de kilómetros más hacia el oeste se llega a la mayor de las playas de El Hierro, El Verodal, con rojas arenas y un oleaje nada despreciable. También aquí se han construido unas rústicas instalaciones que invitan al descanso y a la excursión.


- La Dehesa es en realidad toda la extensión de terreno situada en el extremo occidental de la isla, y en la que encontramos diversas zonas de verdadero interés. Aquí está emplazada también la Ermita de Los Reyes, en la que se venera la imagen de la Virgen que cada cuatro años es llevada en procesión por toda la isla (Bajada de la Virgen).
- Vale la pena acercarse al cercano Sabinar y admirar las centenarias sabinas a las que los fuertes, y casi constantes, vientos del nordeste han obligado a tomar las formas más insospechadas. Recordemos que está terminantemente prohibido recoger madera de este lugar.
- Desde el Mirador de Bascos se disfruta de una de las más impresionantes panorámicas de El Golfo.
- Siguiendo la misma pista hacia el sur y en dirección a la costa se llega finalmente al Faro de Orchilla, el más occidental de Europa. Hace 2000 años, este punto significaba el fin del mundo conocido y durante 1700 años se consideró que por él pasaba el meridiano cero.
- Las poblaciones de Taibique y Las Casas, situadas en el límite sur de los grandes bosques de coníferas, reciben la denominación conjunta de El Pinar. Sus habitantes viven principalmente de la agricultura y la ganadería.
- Desde el Mirador de Tanajara se contempla una buena vista del pueblo y toda la zona sur de la isla. Al pie de la colina puede visitarse un taller de cerámica y el museo privado de Panchillo. En el pueblo hay varios talleres de artesanos de la madera, tejedoras y cesteros.
- El Mirador de Las Playas está situado un poco más al norte de Las Casas y, si el cielo está despejado, sus casi 1.000 metros de altura ofrecen una impresionante vista de toda la bahía.
- El parque de El Morcillo está enclavado en el corazón del bosque de pinos y dispone de lugares para hacer fuego y cocinar, leña, agua potable, rústicas mesas y bancos de madera, servicios, parque infantil y campo de fútbol. Se permite la acampada. - Al sur de El Pinar, y en pleno Mar de Las Calmas, está la pequeña cala de Tacorón. Cuenta con instalaciones para asar con fuego y sus cristalinas aguas invitan al baño en cualquier época del año.
- El pueblecito de pescadores de La Restinga está situado en el extremo sur de la isla y es la base de la flota pesquera de la isla. También hay varios restaurantes en los que puede degustarse pescado del día. Sus centros de buceo deportivo permanecen abiertos durante todo el año.- También vale la pena acercarse a la Cueva de Don Justo - tiene más de seis kilómetros -, cuyas maravillosas formaciones atraen tanto a los científicos como a los aficionados a la espeleología.