61/ Güímar


El término municipal de Güímar tradicionalmente se ha dividido en dos sectores de similar extensión que son El Valle y la comarca de Agache.
La riqueza de este municipio se debe principalmente al cultivo especializado del tomate para la exportación, así como la exportación de papas, seguido de plátanos, batatas y flores. En la actualidad están pujando fuerte cultivos tales como el aguacate y la vid.
La gran diversidad de cultivos se entiende por el hecho de que el municipio está dividido por una variedad climática y altitudinal, pasando desde el nivel del mar, con una aridez extrema y unas temperaturas medias relativamente altas durante el año, hasta las cotas más altas de los Barrancos de Badajoz y El Agua, con niveles de precipitaciones bastante elevados y unas temperaturas medias acordes con un clima más templado.
Güímar es un municipio de bellezas y contrastes por descubrir.
Desde donde se puede contemplar mejor el resultado de este extraordinario esfuerzo humano combinado con la naturaleza, es desde el Mirador de Don Martín, balcón abierto al paisaje sureño.
El Puertito es la zona marítima y turística de la ciudad. Durante las fiestas de San Pedro Apóstol suelen programarse, en Güímar, festivales folclóricos de gran calidad. Además de dos interesantes iglesias antiguas, hay aquí un inusitado museo de objetos típicos.


-Las Piramides de Guimar

A partir de 1991, las pirámides escalonadas de Güímar fueron investigadas por el famoso antropólogo noruego Dr. Thor Heyerdahl, quien las consideró parecidas en estilo a otras en Méjico, Perú y la antigua Mesopotamia
El Parque Etnográfico 'Pirámides de Güímar' le ofrece la posibilidad de visitar estos interesantes monumentos, y le muestra las diversas teorías de los orígenes y la difusión de las antiguas civilizaciones

Los arqueólogos y las autoridades se mofaron cuando un periódico local publicó un artículo diciendo que habían descubierto unas misteriosas pirámides escalera en la isla de Tenerife. Son sólo terrazas agrícolas, dijeron, muy comunes en todas las Islas Canarias.Pero Thor Heyerdahl pensó diferente. El Dr. Heyerdahl, quien ya había hecho una extensa investigación de las pirámides de Tucume en Perú, estaba intrigado por las fotos de este sitio, y cuando visitó el valle de Güimar para verlo por sí mismo, se quedó sin dudas.


Estas no eran terrazas ni escombros de piedras colocadas al azar del trabajo llevado a cabo por los Españoles, la explicación dada por muchos. Eran pirámides construidas con mucho trabajo utilizando principios similares a las de Méjico, Perú y la antigua Mesopotamia. El Parque Etnográfico de las 'Pirámides de Güimar' le ofrece la posibilidad de poder visitar estas raras e interesantes estructuras, y le ofrecerá teorías referentes a la posible difusión de las antiguas civilizaciones. Además de las pirámides de 6 escaleras, el parque entográfico ofrece también el museo Casa Chacona, una replica de tamaño real de la balsa RA II, Auditorio/Cine, cafetería y un comercio de recuerdos ecológicos.