106/ Villa de Santa Brígida



Textos entresacados del libro " El pueblo que surgió del bosque" del autor Pedro Socorro.

En la zona centro oriental de Gran Canaria,en la ruta que une Las Palmas con Telde, se encuentra la hermosa localidad de Santa Brígida, fundada a raíz de la conquista de la isla a finales del S.XV y a principio del S.XVI, edificada al borde de un barranco, con abundante arbolado que produce ricas frutas y rodeada de pendientes en las que crecen innumerables palmeras, lo cual explica su antiguo nombre: «Sataute», pequeño palmeral.

Santa Brígida fue en el pasado un importante centro colonial, época de la cual subsisten todavía los vestigios de algunas haciendas, con sus bodegas y lagares, donde casi todos los topónimos hacen alusión a su pasado de grandes extensiones de plantas autóctonas: Dragonal, Lentiscos, Madroñal, Pino Santo...

En la actualidad es uno de los principales núcleos agrícolas del interior de la isla, en especial por su producción de frutas y hortalizas. Desde la plaza de la iglesia del lugar se contempla el impresionante paisaje de la Vega, zona feraz y rica en agua.

En el templo se conserva una magnífica talla que representa un Cristo, obra del imaginero canario José Luján Pérez, que sorprende por su cuidado realismo.

Muy cerca de su núcleo urbano se halla el barrio de la Atalaya, antiguo lugar de vigilancia y defensa y antiguo poblado de cuevas y alfareros, con sus casas excavadas habitadas, donde podemos visitar una de ellas, que ha sido convertida en museo en memoria del alfarero más conocido por el empleo de técnicas ancestrales, Panchito.

Aquí se encuentra el campo de golf y la Caldera de Bandama, cráter volcánico de 1 Km. de boca, cuya mejor vista se consigue desde el mirador del mismo nombre a 569 m. de altitud, desde donde también se divisan las Vegas, la Capital y Telde.

Santa Brígida, al igual que Tafira y el Monte, nos ofrece su característica mezcla del pasado agrícola y el presente residencial, al ser la zona preferida por aquellos que viven en suntuosas casas alejadas del bullicio capitalino.

Web: pulsa aqui