97/ Granadilla de Abona

Vieja tierra de guanches y de rojos volcanes, Granadilla de Abona es el tercer municipio tinerfeño considerando su extensión, tras Arona y La Orotava. Dato que, a su vez, no implica el abandono de la soledad. Más bien al contrario, pues las calles y los parajes de Granadilla continúan siendo el lugar perfecto para pasear con la única compañía del propio pensamiento… y de quién se desee.

Tal y como hoy se la conoce, Granadilla de Abona no nació hasta muy avanzado el siglo XVI. Antes, fue refugio de los muchos guanches, indígenas canarios, que no se sometieron a la voluntad de los conquistadores españoles. Los rebeldes de otros menceyatos llegaron hasta estas tierras pobladas de volcanes para ser acogidos por el Menceyato de Abona que, curiosamente, formó parte, en los albores de la conquista, de los Reinos de Paces, es decir, de aquellos que decidieron aliarse a los conquistadores. De épocas tan remotas, aún quedan testimonios arqueológicos de importancia, como las cuevas con necrópolis de Chiñama y La Jaquita y el Tagoror del Rey hallado en el barranco de igual nombre. Tras la conquista, estos lugares fueron otorgados como regalías reales al colonizador González de Cuño, quien dio nombre al señorío. (leer mas)


El municipio de Granadilla de Abona es extenso y muy variado en paisajes y oferta de ocio. Su núcleo administrativo, del mismo nombre, es un pueblo de calles sinuosas, donde tradición y actualidad se mezclan en perfecta armonía sin peder un ápice de su sabor más auténtico. En la costa destaca el pueblo de El Médano, con playas de arena fina y dorada, tranquila belleza y un paseo marítimo muy agradable.
Esta localidad constituye, además, uno de los enclaves preferidos por los mejores windsurfistas del mundo, una actividad deportiva que, junto al kitesurfing y otros deportes náuticos, puede practicarse aquí en cualquier época del año.

La riqueza agrícola de Granadilla es bien conocida en la Isla. En sus tierras se cultivan hortalizas, legumbres, papas, cereales y vides.
Su zona de montaña es también muy aconsejable para realizar excursiones y descubrir lugares tan sorprendentes como el Paisaje Lunar.

Web: pulsa aqui